“El propósito del ego es infundir miedo porque sólo los que tienen miedo pueden ser egoístas.”

El UCDM nos dice que el propósito del ego es infundir miedo porque sólo los que tienen miedo pueden ser egoístas.

Todo lo que genera miedo produce disensión porque obedece las leyes de la división. Si el ego es el símbolo de la separación, es también el símbolo de la culpabilidad.

El ego es la parte de la mente que cree en la división. Si te identificas con el ego, no podrás sino percibirte a ti mismo como culpable.

Siempre que le hagas caso al ego experimentaras culpa y temerás ser castigado.