Has depositado tu fe en los símbolos más triviales y absurdos: píldoras, dinero, ropa. “protectora”, influencia, prestigio, caer bien, estar bien relacionado y en una lista interminable de cosas huecas y sin fundamento a las que dotas de poderes mágicos

Todas esas cosas se atesoran para asegurar la identificación con el cuerpo. “Son himnos de alabanza al ego. No deposites tu fe en lo que no tiene valor. No te sustentará.

No deposites tu fe en ilusiones, Te fallarán. UCDM