“Deja ya de SUFRIR” Escrito por Alejandro Smalinsky

Deja ya de sufrir es una Narrativa,  donde José María el personaje, nos cuenta su vivencia.,
Sufrimos desde el primer día que llegamos al mundo, lo primero que hemos recibido es una palmadita en la cola, (bueno palmadita dependiendo del estado de ánimo del médico jejje) Imagínate que ese día que te toco llegar al mundo el Dr. discutió fuertemente con su mujer.

La que nos espera en deja ya de sufrir!!!! – jejejje

Bueno dejemos bromas de lado y pensemos seriamente en esto, porque no solo sufrimos el día del parto con la palmadita, sino dependiendo como haya sido el mismo podemos sufrir alguna secuela emocional; por ejemplo si nos tocó salir con la ayuda de  los fórceps como me sucedió a mí,  esto puede que me haya originado una sensación de incapacidad de no poder pasar de una cosa a otra sin ayuda de alguien, hasta el colmo de no poder valerme por mí mismo.
Si nacemos con estrangulamiento del cordón umbilical, se dice que el suicidio por ahorcamiento es una réplica de dicha estrangulación.
El nacimiento prematuro puede provocar el verse expulsado de todos los sitios.
Hay muchos otras maneras de nacer que próximamente escribiré al respecto.

¿Disculpe que moleste?

Muchas veces vamos por la vida pidiendo permiso.

Generalmente al entrar a preguntar algo en un comercio ponemos delante de la pregunta  la siguiente frase; “disculpe que moleste” y a continuación la pregunta,

-Me puede decir si tienen televisores de 60 pulgadas?

Por qué el disculpe, si no estamos molestando?

Si entramos a un comercio que vende televisores y hacemos una pregunta sobre televisores, muchos dirán es un tema de educación, diríamos que si, si esto sucede cada tanto, pero cuando entramos en un exceso de pedir disculpas, es evidente que estamos con un problema del transgeneracional.

SEÑORA UD, ESTA EMBARAZADA

Pero no solo el parto nos puede generar sufrimiento, así que vamos a empezar a ir un poquito para atrás.
Que paso durante esos meses en la panza de mamá?, que paso cuando el médico le dijo a mamá ? –“SEÑORA UD, ESTA EMBARAZADA”!!!!.  Como fue esa reacción de mamá?, esperaba realmente tener un hijo?.
Porque si no fue así menudo susto se llevó, pero ni hablar del susto que nos transmite, es como pasar un terremoto en la escala 7 de Reich, por ahí un poco  más, así que si andamos por la vida pidiendo permiso para vivir, ya sabemos por dónde vienen los tiros.

Y que paso durante el resto del embarazo? .Como era la vida de mamá?, porque así como fue su vida fue la mía, es como si fuera una esponja dentro de su panza, porque a traves del líquido amniótico, la placenta y el útero le llegan al feto todo lo que a la madre le sucede, es como si alguien le daría un fuerte golpe en la panza, ese golpe también me lo están dando a mi, porque en este caso la panza se hunde hasta que me llega a mi, que sin comerla ni beberla me dan un golpe, jejjej.
Imagínate que en el mes numero 5 a papá lo echan del trabajo, si eso mamá lo vive como un drama, mejor dicho lo vivimos como un drama, porque también me lo transmite y lo absorbo,  ya no es solo la palmadita en la cola.

Suma y sigue!!!

Así que reunidos en congreso constituyente, en una fiesta de fin de año, con el clan familiar y ante la presión de estas (esas preguntas como:  cuando van a tener un hijo?, que esperan ya están mayores!!!, mejor un varoncito así continua el apellido, no mejor una niña  etc etc) mis padres por propia decisión traen un hijo al mundo,  mi papá dice un varón, mi madre dice una nena, así que se lo juegan a piedra y papel y gana mi mamá, deciden poner en movimiento la fábrica para nenas, bueno, en realidad la que pone todo en movimiento con alegría es mi madre, que quería una niña, mi padre a pesar que acepto, el sigue en su consiente e inconsciente con la idea de un varoncito.
Así que, el día de la concepción, mi mamá pone todos los medios para fabricar una niña y mi papá pone desde su silencio más profundo, toda la fuerza para un niño,  vaya a saber porque motivo  al final gano mi padre.

Claro, uno dirá cuál es el problema?-

En principio ninguno, pero partamos de lo siguiente, alguien hizo trampa y gano, pero el problema está en que mi madre que quería una nena muy hábilmente eligió para mí nombre, “José María”, y sin pedirlo, ZAZ otro golpe.
Soy José o soy María?.., total el que tenía que ir al colegio era yo jejejje. No solamente me bautizo con ese nombre sino que me trataba como  a una niña, mientras que el trato de parte de mí  padre era varonil, y de parte de mi madre había una clara necesidad de verme como una niña. Así que imagínense que historia la mía.
Para satisfacción de mi  madre me tenía que manifestar como una niña. Hacer cosas de niña y comportarme como niña. Para que ella este contenta y me quiera.
Tampoco faltaron esos comentarios de pertenencia cuando nací, mira es igualito a vos (decía mi madre a mi padre) claro no vaya a pensar mi padre que era hijo del panadero jejejje. Otros decían tiene la nariz de la abuela, y así infinidad  de cosas, en una palabra estaba fabricado de montón de piezas de mis ancestros y no tenía nada propio, todo era de los demás. Ni hasta pene tenia.

Y me pregunto, que culpa  tengo de todo esto?, porque me toca padecer todas estas situaciones?. Porque, de alguna manera, somos el resultado de la historia, pero tranquilo que de todo se sale. Primero, hay que tener bien claro que somos “INOCENTES”  segundo, aceptar la realidad tal cual es, desde el adulto porque ya no somos  niños, y no solo tomar conocimiento sino dar un paso más allá, que sería tomar consciencia para la acción, para el cambio, entendiendo también que todo los sucedido es la historia de ellos, que ese era su destino y no el mío.

Bueno dejemos de lado el nacimiento y sigamos viajando  un poquito  más  atrás en deja de sufrir ya.

Desgraciadamente mientras papá y mamá en conjunto con el clan familiar hacían mi proyecto de vida, en el país comenzó la guerra, con todas las consecuencias que eso implica (que por suerte duro solo un año), no se sabía si a papá se lo llevaban para pelear en el frente, mi madre pensaba lo peor, si se lo llaman para defender el país y lo matan que hago sola, quizás pensó si te vas déjame algo, (supongo que ese algo era yo)  es una difícil y dura situación vivir en un país en guerra, mi proyecto sentido y mi concepción fue en plena guerra, a papá por suerte no se lo llevaron para luchar, pero si para trabajar  algunos días de la semana en los cuarteles, esto desgraciadamente sigue sumando para mi desarrollo y existencia, si lo quieres llamar sufrimiento no estaría mal decirlo. Porque no es lo mismo ser concebido en un ambiente de paz y tranquilidad que en medio del caos.

Sigamos avanzando, mejor dicho retrocediendo.

Mis abuelos maternos, él era un súper macho y ella una abuela sumisa, otra no le quedaba, si quería seguir conservando el matrimonio, se vio presa de una situación que al no tener donde ir prefirió quedarse a sufrir el maltrato de su marido. Y, que tiene que ver esto conmigo?, pues viéndolo así suelto nada, pero desde el transgenracional podemos decir que mi abuelo influía constantemente en mi madre, para que traiga al mundo otra sumisa, una mujer más a este mundo, alguien en que los hombres (como el) pudieran descargar toda su ira, vaya a saber producto de que situación de su vida. Así que por narices tenía que ser yo una mujer, y como mi madre de alguna manera era como su madre no le quedaba otra que obedecer el mandato.

Así que nací  y que decepción para mi madre y mi abuelo, pero como había que continuar con el mandato, que mejor que llamarme José María y tratarme como una niña.

Mi madre se casó con mi papá, un hombre un poquito machista, no tanto como mi abuelo, pero machista al fin, Dios los cría y ellos se juntan!!!. Volvían a repetir la situación, de parte de mi madre, ya que de mis abuelos paternos no se sabe nada, pero si podemos suponer que la historia se repite.

Si se repite la historia lo más probable es que si nadie resuelve nada, yo, también repita la situación a futuro.

– Pero porque tengo que repetir?.

Porque los árboles son una repetición de situaciones, de conflictos no resueltos, porque para sentirme amado, protegido voy a ser lo imposible para pertenecer y estar en el clan familiar, soy pequeño necesito ser amado y para eso utilizare todos los recursos que tenga a mi alcance, y en especial lo que he visto en la familia, es decir, lo que para ellos era vivido como un sufrimiento, para mí en una primera instancia, era normal, es como una manera de estar, y de proyectarme en el mundo.
Pero claro, al ir creciendo y ser adulto, entra en juego el famoso libre albedrio, para lo cual tengo que dejar de sentir como un niño, salir del amor ciego y empezar a ser adulto.

Secretos del tansgeneracional….

Recuerdo que muchas veces le preguntaba a mi madre, que sabía de sus abuelos y siempre la respuesta era “la verdad poco y nada” que traducido para mí era “mejor ni hablar” otras veces le preguntaba y se hacia la desentendida, me daba la sensación que no me quería contar, como que ocultaba algo, así que un día tome coraje, me fui a ver a mi abuela, me senté alado y le dije: abuela quiero que me cuentes sobre tus padres, la pobre se largó a llorar, me pregunte que le dije?.., que tan mala fue mi pregunta?…, la deje llorar hasta desahogarse, acto seguido, y con mucha  con mucha timidez me dijo “desgraciadamente mi  padre fue un maltratador”, y en más de una oportunidad abuso de mi hermana, que en paz descanse y de mí y ahí nuevamente se puso a llorar, la abrace en silencio y me quede un buen rato así, cuando la sentí más tranquila le pregunte si mamá sabia de esta situación y me respondió que no, que era la primera vez que ella compartía esto con alguien.

Abuela cómo pudiste guardar este  secreto durante tanto tiempo?-le dije.
Respondió el silencio!
Obviamente, lo hablo cuando lo pudo hablar y con la persona indicada, en el momento indicado. Creo que de alguna manera mi madre siempre lo supo, pero prefirió guardar el secreto a pesar de las consecuencias que esto puede tener. Otro sufrimiento más, seguimos sumando.

Mi padre por su parte, nada o muy poco aportaba información sobre los suyos, siempre eran respuestas ambiguas, o escurridizas, lo único que decía es que murieron muy jóvenes y de sus abuelos no recordaba nada. Cuanto dolor!, cuanto sufrimiento!.
Prefería el silencio antes que hablar de su pasado. Eso sí, el eligió para mi el nombre  José, como su padre.

Cada clan familiar es un mundo, cada clan sufrió lo suyo, y de alguna manera, esas historias nos invaden, nos atrapan, y la única forma de conseguir cosas es actuar como ellos, si queremos pertenecer y ser aceptados por ellos,  por supuesto que  no a todos nos afectan  de la misma manera, por ejemplo, si tienes un hermano, tal vez las situaciones no le afectan como a ti, y eso tiene que ver por un lado, con el grado de afinidad que tenga “herencia atávica”, que vivieron situaciones de dolor, de sufrimiento y por otro lado  como el haya desarrollado su personalidad.

Deja de sufrir ya, crece deja de lado a tu niño interior, deja de lado ese amor ciego, crece como adulto y forja tu propio destino.

En fin, para cerrar este post quiero contarte que soy gay, vivo con mi pareja, somos muy felices y estamos pensando en adoptar un bebe.